jueves, marzo 22, 2007

Historia Minima

Si me pongo a pensar, creo que rompí el cascarón de mi conciencia económica en diciembre de 2000, aun con el recuerdo fresco de los abrazos pavotes de flamantes egresados, grandulones nabos de 17/18 añitos, con la lacrimógena "amigos" de los enanitos verdes sonando de fondo.

Así como salí del colegio me metí a laburar. Desde fines de ese año y durante 3 años, compartiría 6 horas diarias con mi abuelo, en su cuatrogenaria empresa de bienes raíces.

El escenario no sería el mejor. A mi entrada saldrían por la puerta chica, con el rabo entre las piernas y una demanda penal que finalmente no prosperaría, la tesorera y el gerente, que desde hace 20 años administraban la empresa. Y así quedamos, el aun imberbe Elemaco, mi octogenario abuelo, la secretaria de vos bajita, un cadete también octogenario que subía siete pisos corriendo la escalera y fallecería un año más tarde, un vendedor catalán que se aprestaba a jubilarse, otro misionero, de acento guaraní y en el teléfono los inversores/acreedores a los que les debíamos hasta el alma. De los clientes ni noticia.

Desde hace 40 años mi abuelo conseguía un inversor, compraba un loteo, lo fraccionaba en parcelas de 6000 / 8000 ms2 y se lo vendía muy muy financiado y con muy pocos requisitos a los laburantes. Casi casi casi como el Subprime Yankee. Lote de 20X30, a una cuadra de la avenida colon en Monte Grande, 1500 al boleto y 120 cuotas de 200, como para darle un orden de magnitud.

Teniendo como target a las clases bajas, Vivió su época de gloria durante la ISI y transformo a un inmigrante ucraniano que llego escapando de los Progroms en un nuevo rico. A principios de los ochenta lo estafaron por primera vez, con un saldo no solo económico sino emocional, que le duraría varios años y posiblemente hasta hoy, por ser el victimario socio y amigo desde hace 30 años,. Sin embargo levanto cabeza. Su buena reputación, chapada a la antigua, le jugo a favor.

A fines de los ochenta llegaría a su segundo pico, aunque bastante más bajo que el anterior. Los noventas serian testigos de su decadencia, y sin embargo votó a Menem siempre que pudo, incluso en 2003, porque con él pudo conocer Europa.

Con el nuevo milenio llegaría su nieto, la última esperanza blanca.

El panorama no podía ser más desolador. De la cartera de más de 200 clientes que debían pagar sus cuotas mensualmente, no había 20 que estuvieran en regla, y era poco lo que podía hacerse al respecto. Llegaba la señora con sus 4 hijos, que esperaban afuera del cubículo que hiciera de oficina. Frente a ella, un aun mas verde que hoy Elemaco, que todavía no lograba acostumbrarse a andar de pantalón y camisa. Ni ella ni su marido (si existía) tenían laburo, tal vez alguna changa. En el 2001 cambiarían la frase por un "Tenemos nada mas un Plan Jefes y Jefas".

-¿Y qué hacemos?- preguntaba yo, casi con vergüenza - Puedo proponerle la siguiente refinanciación (que luego sería rebotada por el propietario del lote, desde ya)...

La respuesta inevitable era que no podía ni siquiera comprometerse a pagar eso y si lo hacía, la tenia de nuevo sentada frente a mí a los 30 días. Cuando le explicaba que el contrato estipulaba que un atraso de 3 meses nos autorizaba a rescindir la operación y que su atraso de un año y medio no nos daba mucho margen, recurrían al siempre efectivo recurso...

-No nos puede dejar en la calle, señor - porque, aunque sonaba cómico, me decían señor, mientras de reojo miraban a los 4 pánfilos que inquietos esperaban afuera, jugando en el piso, riéndose ruidosos, tomando agua en el Sparkling (antes de que lo diéramos de baja) o mirándome fijo con caras compungidas cuando habían sido entrenados para ello.

Llegado a ese punto, y totalmente superado por la situación, me paraba y me dirigía hacia la oficina de mi abuelo, quien se asomaba a la puerta, miraba el panorama y espetaba un:

-Dejala, elemaquin - Usando diminutivos que me quitaban AUN MAS autoridad frente al cliente - que vuelva en 2 meses y algo arreglaremos.

Y así seguimos, durante dos años vendimos 3 lotes, cuando una cifra de 50 / 60 en el mismo plazo era necesaria para que el negocio tuviera sentido. Cancelamos el Sparkling, transformamos las dos líneas telefónicas en una, nos atrasamos con la librería, con las cargas sociales de los empleados, quienes recién recibirían un aumento a fines de 2003 y con los inversores, quienes verían su cobranza varios meses después de percibida (espero que ninguno lea esto y se arme la gorda).

Habiendo dedicado su vida a ello y al borde de la quiebra, mi abuelo no podía evitar los pensamientos suicidas. Lo natural era que los hijos vieran morir a los padres, y no al revés, y el veía agonizar a su creación (uff, se me piantó un lagrimón). A mediados de 2002, esos pensamientos se condensarían y se transformarían en una neumonía que lo tuvo un mes en terapia intensiva, más cerca del arpa que de la guitarra, como decía él cuando finalmente despertó y repetiría a todo el que tuviera oído para escuchar seis meses después, cuando volviera a la oficina.

En el medio, Elemaco, con crisis emocional galopante, trataba de mantener los platitos girando sobre los palos, con un éxito relativo.

Pero, por suerte, lo peor había pasado. Aparecería en escena un antiguo colega de mi abuelo que, desde una posición más desesperada que la nuestra, se ofreció a ayudarme y ayudarnos. Desde ese momento, con altibajos pero derivada primera positiva, recibiríamos algunas noticias positivas (todo resultado de sudor y esfuerzo, desde ya). La cobranza comenzaría a normalizarse, surgieron las primeras ventas, renegociamos nuestras deudas, se resolvió el siempre presente entuerto de la pesificación, etc etc.

Cuando me fui en 2003, la maquinita de crecer se había prendido y mi abuelo se apoltronaba de nuevo en su sillón, aunque ahora con una tímida sonrisa donde antes había labios apretados.

Cuatro años después, cuando voy a visitarlo (menos de lo que debería, !mala mía!) veo con alegría que la cosa marcha. No es lo que era y tampoco necesita serlo, pero es lo suficiente como para darle al viejo esos últimos años (que dios quiera sean muchos) de dignidad que se merece (piantóseme otro lagrimón).

¿Y cómo corno llegue a escribir este post? Lo releo y digo "Mierda Elemaco, ¿Qué te paso? ¿Te me amariconaste?"

Prepárense porque ahorra arruino todo.

No puedo evitar relacionar esta historia, que creo debe repetirse de a millones en todo el país, con la presidencia K. Pero ojo, se que K tuvo poco que ver, no solo con mi abuelo sino con el panorama general. No voy a decir que no tuvo nada que ver, pero tampoco endiosarlo y darle más merito que el que se merece.

Es así. Un mecanismo psicológico medio básico y que lleva, muchas veces, a decisiones equivocadas. Mi abuelo lo votó a Menem porque recordaba su viaje a Europa, y yo lo votare a Kirchner porque recuerdo a mi abuelo.

Saludos de un Elemaco Emblandenguencido

15 comentarios:

il postino dijo...

Muy emocionante Ele. La pregunta que debès hacerte es si este gobierno està construyendo las bases para que gente como tu abuelo cuando era joven pueda llegar a viejo con su empresa en marcha y prosperando.Abrazos

oti dijo...

Excelente cómo pones en palabras tus sensaciones internas.

Fijate que en la historia que contás, de la que fuiste testigo, al igual que la historia de millones, la fase de recomposición se vive con mucha menos expectativas y con una conformidad de vuelo bajo.

Esto quizá suceda porque la recomposición se vive subjetivamente como un alivio en contraste con la época de la crisis aguda.

Pero, objetivamente, es una recomposición chata, mediocre, que parece "buena" respecto al desastre de la crisis.

Estas subjetividades también priman en el análisis y valoración del desempeño económico a escala social.

Sin embargo, lo que ocurre en el largo plazo social es una acumulación mediocre y cada vez más chata de esas recomposiciones, que no logran (ni podrían lograrlo) volver a la época fundadora, a la buena época de verdad.

Parece ser que las crisis cada vez más agudas y sus respectivas recomposiciones (que, sin embargo, nos dejan en un escalón más abajo que el que pisábamos antes de la crisis)nos van condicionando a admitir criterios que entienden al "bienestar" como un grado del "malestar". O, mejor dicho, que se engañan a sí mismos respecto a que un grado menor de malestar es sinónimo o casi lo mismo que el bienestar. Y esto no es así, porque son principios diferentes. No se trata de una graduación dentro del mismo principio.

Una sociedad que funciona a base de la graduación del malestar da unos resultados personales y sociales distintos a otra que funciona a base del bienestar general.

Me alegra que hayas hecho este post, que nos pone frente a la conducta de muchos de las generaciones que nos precedieron, quienes supieron (conciente o inconcientemente) cómo era comportarse en la vida de manera congruente con el bienestar general. Las generaciones actuales perdieron esta experiencia, porque son hijos de la desintegración de aquella sociedad y de ese tipo de personas, como tu abuelo, como muchos de nuestros padres y abuelos, quienes también, como pudieron, tuvieron que hacer la difícil adaptación a la época de aniquilación del principio de bienestar general.

Si conservamos en la mente y corazón el recuerdo de esos gestos de nuestros predecesores, quizá, todavía, tengamos esperanza en que algún día la felicidad y el bienestar vuelen alto, junto a las expectativas personales, fliares. y sociales.

Saludos.

Larry dijo...

Excelente Elemaco, excelente.

Cómo decís, esa historia se repite un muchas casas argentinas, con diferentes matices claro.

Tengo amigos, conocidos, vecinos, tíos, compañeros, algunos que ya no están, y yo mismo con historias similares.

Yo también voto a K, no solo por tu abuelo, sino por todos los que por suerte pudieron salir de ese poso llamado 2001.

Giovanni Albertini dijo...

Excelente, la verdad sos un capo escribiendo, espero que sigas asi con la humildad que trajiste cuando eramos pocos los que entrabamos a este sitio, diria que ahora es un blog de consulta regular.

Coincido 100% con postino. Yo también gracias a este periodo de recuperacion pude conseguir el laburo que me hubiera gustado hacer, sin embargo K no me demuestra pragmatismo a la hora de entrar en la segunda fase del modelo y prefiere seguir con un fanatismo por el 3 a 1 ( y todo lo que trae esto aparejado) que fue lo que nos hundio en el pasado. Por favor, miren la realidad. Saludos

Generic Juan dijo...

Che, estos comentarios son como esos de las viejas que llaman a las radios para hablar bien del periodista de turno... o sea, que entre todos te inflan el ego y no sé por que no me gusta.

Pero la verdad que este post marca un pico en tu historia bloguítica... no me queda claro si para vos esto es bueno o malo.

El resto, subjetividades tales que contribuyen a definir la siempre contingente estructura discursiva que hegemoniza la construcción social.

Sobre modelos, futuros y demás es complicado opinar... y luego de esta historia no vale la pena.

Saludos,
y hasta la victoria... secret!

manolo dijo...

Ele
Solo un abrazo para vos y tu abuelo

Elemaco dijo...

A todos: Muchas gracias y muy buen trabajo, pueden pasar a retirar su cheque donde combinamos.

Postino: No endioso a la presidencia ni al gobierno, pero lo que si veo es que todas las series tuvieron un punto de infleccion, eso ya es algo.

Tamos mas pero va queriendo. Tampoco pretendo un gobierno en 4 años cambie el pais. Destruir se destruye rapido, construir lleva mas tiempo.

Oti: Mi abuela leyo tu comment y me dijo que te diga que le gusto mucho.

Coincido con usted, y lo hacia aunque lo disimulaba bien. El argentino PROMEDIO (JA!) vivia mejor hace 30 años que hoy. no hay dudas, menos desempleo, de mejor calidad, menos desigualdad y etceteras varios.

Sin embargo, y como le dije a postino antes, veo un cambio en todas las series. le meto dos frases hechas. 1) Tenemos una oportunidad unica en la historia argentina 2) Roma no se hizo en un dia.

Estamos mucho mas abajo, sin duda, pero por lo menos dejamos de caer y eso hay que festejarlo. Estamos empezando a salir. Podemos patinar, si, y caer mas bajo que antes. Yo creo/deseo, que no y creo no sera K el que nos devuelva "eso", peeerroo, paso a paso..

Larry: Despues de aquella ves que se saco el sombrero, sabia que este iba a gustarle.

Giovanni: No se preocupe, Aunque ahora soy popular, conocido y cambie la bici despintada tipo el "pibe cantina", no me olvide de Lo'pibe!!! Ja!

No veo esa falta de pragmatismo tan absoluta que usted menciona, y tampoco creo que se haya agotado el modelo completamente. Si que esta llegando a una fase de cambio , 2 o 3 años posiblemente. Vere si se me ocurren algunos grafiquitos chamuyeron.

Generic:

"El resto, subjetividades tales que contribuyen a definir la siempre contingente estructura discursiva que hegemoniza la construcción social."

-I'm Not Worthy,I'm Not Worthy, I'm Not Worthy- Wayne & garth dixit

Manolo: Tuve oportunidad de verlo anoche, asi que su abrazo a sido entregado. muchas gracias por confiar en Elemaco Express.

Kaloma dijo...

La estadistica es una herramienta interesante, en algunos casos una buena regresion nos ayuda a analizar el pasado e inferir el futuro, la clave esta en que se mantengan las condiciones o entornos anteriores. La mente de un politico argentino funciona diferente en el sentido que lo anterior vale solo para su persona, no para la Nacion ( sera que no saben que significa Nacion?)Como consecuencia ( Macaya Marquez dixit) creo q los proximos 4 anos K ( familia K) se caracterizaran por los siguientes pilares ( hacer la plancha, dejar el superavit lo mas cerca de cero o deficitario si es posible, alguna bombita activada via inflacion o recaudacion) para descansar 4 anos mirando como los muchachos de la provincia inician su lento proceso de fagocitarse al proximo Presidente.
Lo sone o ya habra pasado antes ????!!!!
No voto reeleccion, 4 solitos, se pelan el orto y no hay tiempo para dejar muertos en el placard !!!
Saludos

il postino dijo...

Kaloma, creo seriamente que tu habilidad para pronoisticar el futuro no es nada despreciable...y no a la reelección! No confundamos suerte con talento por favor! y no ólvidemos los costos de la autocracia en nuetro país, costos que siempre pagamos años después de haberlos devengado

Ana C. dijo...

Elemaco, tu post es muy lindo, la historia tuya y de tu abuelo muy conmovedora, pero ... ¿sirve elegir al nuevo presidente desde esas razones?

Elemaco dijo...

Kaloma: Que quiere que le diga, entiendo que diga y crea eso, aunque no lo comparta.

En el fondo, muy en el fondo, postura, al igual que la que planteo en el post, esta basada en alguna sensacion "irracional", ¿no?

Ana: Muchas gracias!

Si fueran solo esas razones le digo sin duda que no. Sin embargo, a ese mecanismo irracional le sumo el resultado neto positivo que veo en la gestion, analizado con un poco, aunque no mucho, mas de racionalidad. Ergo, voto...

Pregunta, ¿vos desde alla podes votar? si, ¿no?

Postino: Me estoy haciendo el nabo con las pregutnas que dejo en los otros posts, sepa disculparme pero se las debo!

Ana C. dijo...

Sí, puedo votar y como a mí me encanta votar, por supuesto que lo voy a hacer. Va a ser la primera vez desde que emigré y me parece un poquito irresponsable, pero vota gente bastante más irresponsable y menos informada que yo y nadie se queja. Así que esta señora votará de lo más contenta y sin ningún remordimiento.

Elemaco dijo...

Sabe ana, que gracias a usted conoci Orsar.es!

No puedo dejar de asociar las experiencias que cuenta el como emigrado español con las que ud. escribe en su blog.

Chas gracias! es de lo mejorcito que vi en la Web, sino lo mejor!

Ana C. dijo...

Es buenísimo Orsai ¿no? Fue uno de los primeros blogs que descubrí, cosa un poco increíble, y por eso a veces me parece raro que no lo conozca todo el mundo.

H dijo...

Cuánto me alegro que haya podido vivir para ver el renacimiento! En mi familia no fue así.