lunes, agosto 06, 2007

Mi primer Carta Abierta!!!

Estimado Sr. Miguens:

Tuve oportunidad de leer su discurso del otro día. Le comento que soy un extraño espécimen porteño que piensa que el campo tiene para jugar un rol clave en la utopía de una Argentina desarrollada a punto tal que trabajo todo los días (desde hace 20 días, bah) para mostrarselo al mundo. Sin embargo, y aclarando que coincido con mucho de lo que dijo y no lo hago con otro tanto, permítame realizarle un pequeño comentario sobre sus palabras:

Dijo ud:
"El campo es indivisible con nuestra Patria. Sus valores y tradiciones se encuentran celosamente conservados por nuestra esforzada gente. Viven en nosotros".

Le agradezco la buena voluntad, pero deje que mis valores y tradiciones me los defienda yo solito, que soy grande. Me siento tan Argentino como usted. Tan indivisible con mi patria (Whatever that means) como el campo y no necesito que usted vele por ellos.

Hábleme de economía y del sector como uno que invierte, innova, arriesga, agarra insumos y los convierte en producto, general empleo, etc. No me hable de Folklore, o de bombachas y boinas, porque...ummm...a mi no me gustan, y no me parecen mas argentinas que las que yo escucho en mi burgués reproductor de MP3.

Coincido con sus deseos federales, pero no creo necesario plantearlos en términos de un River-Boca (Muerte a los asquerosos Unitarios!!!). No cierre su discurso con un... "Por eso, desde ella (la SRA), queremos confraternizar en el esfuerzo constructivo con todos los sectores sociales del país que compartan con nosotros el ideal de una Nación que busca sin descanso el camino del perfeccionamiento democrático"... cuando lo empezó marcando claritos los limites.

Recuerde que la democracia tiene como requisito el dialogo, y los gritos desde una tribuna, aun si su interlocutor es tanto o mas mediocre, son un mal ejemplo. El dialogo no sobrevive a los gritos, ni con chicanas ni con desplantes. Recuerde que democracia es diversidad y tolerancia y no "conservar los valores y tradiciones de la patria", y que el verdadero crecimiento se logra con consensos y con lenta y trabajosa negociacion, aceptando no solo la existencia distintos intereses, sino tambien valores, costumbres, principios, etc, etc.

Y sobre todo, contrate un asesor de imagen. Si quiere apoyo, debe parecer "el bueno de la película". Me suena en la cabeza todavía, y se me pianta un lagrimón a cada rato, cuando escucho la voz de mi papa, con el doble de años de experiencia en eso de "ser porteño", que ayer en almuerzo familiar me decía "Y si, es el mismo campo de siempre, aristocracia que vive a costa de los argentinos y siempre se queja".

Por suerte, el progreso que hoy vive el "sector agroindustrial" (mucho mas marketinero que "el campo") terminara deglutiéndose este tipo de cosas.

Always Yours

Elemaco
PD 2 horas despues: Prometo dedicarme a escribir de economia. Esto fue un exabrupto.

10 comentarios:

manolo dijo...

Ele
No se preocupe; mi generacion y la de Miguens, que es mas viejo, nacimos con el pulpito incorporado.
Nos seguimos manejando como dueños de la verdad, cuando en realidad no dejamos macana por hacer.
Fijate que puso en la misma oracion al gobierno y la agricultura, como destructores de la ganderia.
Cosa de Perimidos.
Un abrazo

Miguel A. Mastroscello dijo...

Comparto el sentido general del post. Y me atrevo a agregar que Miguens no está solo: recordemos cuántas veces nuestros industriales han hecho discursos similares (¿cómo era?: ¿"sin industria no hay nación"?).
No todo es economía en la vida, un exabrupto -o dos- de vez en cuando suelen venir bien para disminuir el stress...

Marcelo dijo...

Como bién dijo su papá..."el mismo campo de siempre", aquella aristocracia que no solo tumba terneros en los rodeos, sino que también ha tumbado gobiernos. Saludos

Anónimo dijo...

Y por casa cómo andamos? Digo, por De Mendiguren y sus muchachos...

Elemaco dijo...

Manolo: Deberian cobrar un fuerte impuesto a la herencia para que esa verdad se termine repartiendo, ¿no? La del gobierno y la agricultura no la habia notado. Me hace acordar al monologo de Tato donde "el otro" tiene la culpa siempre!

Miguel: El problema es que con estos exabruptos politiqueros siempre peco de naive y muestro la hilacha. La politica es un campo absolutamente desconocido para mi, y lo peor de todo es que ni se por donde empezar a buscar para formarme.

Marcelo: nonono, esa no me la compro. ya son son poquitos y viejos, y hasta sospecho que el poder real es bastante poco. ¿Pero como podria el presidente perderse una oportunidad?

Anonimo: Si en algun momento parecio que estaba defendiendo a la UIA et al..mmm...entonces quede a medio camino con el mensaje que quise trasmitir. De todas maneras

1) Me encantaria saber su opinion, para iluminar un poco a este lego que malincursiono en un area turbia, donde no toca ni de oido.
2) En ultima instancia eso seria un consuelo de tontos..."ñañañañañ, los industriales tambien lo hacen".

Saludos y lo invito a ponerse algun nick asi podemos continuar el debate ¿Anonimo 10 le parece bien?

el generico (copion) dijo...

"... Cuando todavía la imagen presidencial estaba muy, muy arriba, comenzó a germinar un discurso que la derecha supo usar. Pero no importa tanto que la derecha lo haya sabido usar: la derecha creó nada menos que “el ser nacional”, ese engendro hecho de palabras, imágenes, abstracciones y sentencias en nombre de las cuales se cometieron miles de crímenes. Lo raro es que, a esta altura, y viniendo de las atrocidades que venimos, ese discurso según el cual había que “impedir que Kirchner ejerciera un poder hegemónico” haya prendido en gente progre, en buena gente que pese a todo lo que no termina de soportar es el sello peronista de este gobierno, y lo que el peronismo sigue implicando no ideológicamente, porque en esa materia es la misma bolsa de gatos de siempre, sino casi diría... etnográficamente.

(...) El poder hegemónico es el que manejaron ellos. A ellos les hicieron caso todos los gobiernos, militares y civiles. El poder hegemónico es algo mucho más global y siniestro que el folklore peronista que tanto rechazo les causa. Han comprado ese buzón y lo repiten. Están siendo, una vez más en la historia argentina, “idiotas útiles”, esa calificación que ellos mismos inventaron para hacerles creer, en otros tiempos, otras mentiras que ellos simularon creer para templar sus conciencias..."


Una vez leí en un pintada, por acá, por el centro:

" Comemos vacas o comemos gorilas "

Jajajaja!!!!!

Miguel A. Mastroscello dijo...

El post no me pareció "industrialista", para nada, al menos no en el sentido "UIA responde a SRA".
Por un lado, coincido en que el tono del discurso de Miguens puede haber hecho recordar el antiguo mote de la "oligarquía vacuna" de que hablaba Abelardo Ramos cuando yo era muchacho (me deschavé...), y me gustó el comentario que al respecto hace el Abuelo Económico en su blog.
Ahora, en cuanto a lo que dice Anonimo 10 (?) también creo que hay motivos para pensar que varios popes de "la industria", también en nombre de la Patria, aportaron lo suyo para tumbar al gobierno de De la Rúa (ayudado por la fenomenal incompetencia de este, y en connivencia con ciertos políticos, sindicalistas y otros grupos empresarios muy poderosos, no precisamente industriales). Bah, me parece. Saludos.

Juanes dijo...

Querido Elémaco. Tuve un poco abandonada la lectura de su blog por motivos ya conocidos por usted.

Felicitaciones por la aparición en Página 12, en particular me cae bastante bien Zaiat

La semana que viene me estoy dando una vueltita por la reina del plata, asi que espero verlo.

Saludos a su patrona

Anónimo dijo...

No entiendo esa referencia a los Unitarios y Federales...
A mi humilde entender, el unitarismo (europeo-perdón, porteño-, burgués y acaudalado) se contraponía al federalismo (del interior y caudillista). Si bien en Caseros ganaron los federales, y por eso hay una Constitución federal, la generación del '80 tiene los principios liberales del unitarismo. Fueron los unitarios los padres del "modelo agroexportador", de las ideas sarmientinianas de civilización o barbarie, de Alberdi, etc.
Los liberales del campo quieren ese Estado Liberal de principios de siglo (es un decir, no creo que quieran eso... pero por ahí va la cosa). Creo que el campo gritaría: malditos federales!!

En fin, divagues... bien por el post igual.

Mariano T. dijo...

Sin embargo. el partido federal porteño era el de los estancieros vinculados al saladero, acaudillados por Rosas, y el partido unitario era el de los intelectuales de la ciudad, más vinculados al comercio.
La resistencia de Rosas a la libre navegación de los ríos, a pesar de los pedidos de Lopez, hacía que toda producción exportable tuviera que salir por Buenos Aires. El puerto de Rosario arranca después de Caseros.
Gran parte de los fundadores de la Sociedad Rural habían sido rosistas 15 años antes.
No existe una relación lineal entre el unitarismo y el liberalismo.
Nada es simple.