Dólares para todos y todas!

viernes, enero 25, 2013

Les dejo una columna que salió en la edición de hoy de El Economista.

En el último año y medio, como respuesta a los crecientes desafíos macroeconómicos (en particular, la compra de dólares del sector privado y el drenaje cada vez más importante de divisas por el déficit energético), el gobierno avanzó con medidas que, por su impacto sobre el funcionamiento de la economía, se asemejaron a un cambio de régimen. Por un lado, se produjo el cierre de facto (arbitrario y desprolijo) de las importaciones. Por el otro, la prohibición de facto (pero rápidamente legalizada) a la compra de divisas para atesoramiento, giro de utilidades o pago de servicios. 

El endurecimiento de los controles no impidió frenar el drenaje de reservas, que terminaron 2012 USD 3.0 mil millones por debajo de los niveles de un año atrás. Pero en 2013 es esperable que el Central vuelva a mostrar una acumulación de divisas, por primera vez desde mediados de 2011, en un stock total que podría alcanzar los USD 47 mil millones. ¿Significa esto que la estrategia del cepo finalmente está dando resultados? Como siempre en economía, la pregunta elude respuesta sencillas.

El primer factor detrás de la reversión en la pérdida de reservas tiene nombre propio: Guillermo Moreno. Al llevar a la macro su regla micro ¨sólo se importa si se exporta¨ indujo, en un 2012 de sequía y mala cosecha, una contracción forzosa de las importaciones por una cifra que estimamos en USD 7.0 mil millones. Una suerte de ¨ajuste heterodoxo¨ y procícliclo equivalente al 7.5% del PBI industrial y al 1.2% del PBI total. Es esperable que esta “regla de Moreno¨, lejos de ser un comportamiento de excepción (como en 2008/9), se repita en 2013 apuntando a un target comercial similar al de este año (USD 12.6mm). Aunque el balance de dólares no mejoraría por este efecto, tampoco empeoraría.

Un segundo factor remite al balance de dólares privados que, fruto del reciente endurecimiento del cepo, se estabilizó en 2012 y posiblemente se torne positivo en 2013. Esta mejora esconde, sin embargo, un descenso en la acumulación de pasivos privados con el exterior (colocación de títulos, deuda con proveedores y casas matrices, inversión extranjera). Un daño colateral del cepo que contagia al sector privado el aislamiento financiero que hasta ahora caracterizaba al sector público. 

El balance público, por su parte, con menos vencimientos de deuda pública (incluyendo el no pago del cupón) implica también menos transferencias del Banco Central al Tesoro (el gobierno use sólo la mitad de los 8 mil millones presupuestados para 2013). El balance de dólares mejora, así, también por este frente.

Sin embargo, la foto de un Banco Central acumulando divisas colisiona con otros objetivos que compiten entre sí en el marco de una economía cerrada al financiamiento externo y ahogada por la escasez (en gran medida autoinfligida) de divisas. Un dólar menos en el central permitiría liberar importaciones para acelerar el crecimiento, relajar el cepo sobre minoristas para contener el inquieto dólar paralelo abrir (al menos selectivamente) el cepo sobre la remesa de utilidades para incentivar la inversión (incluyendo vía asociación con YPF) o incluso financiar a YPF para que Vaca Muerta de señales de vida. El stock final de reservas dependerá de  cómo priorice el gobierno todos estos objetivos contrapuestos. 

En definitiva, se plantea en 2013 una situación paradójica. Tras una década de desendeudamiento, y mientras los países de la región obtienen financiamiento de largo plazo con las menores tasas de su historia, y en uno de los escenarios globales de inédita liquidez para el mundo en desarrollo, el cepo cambiario obliga a rascar la olla de los dólares sojeros, postergando inversiones y, trabas de Moreno mediante, incluso producción, como si fuera un simulacro de crisis de balance de pagos.

7 comentarios:

Hector M. dijo...

La frase sobre Moreno: " Al llevar a la macro su regla micro 'sólo se importa si se exporta' " debería ser en realidad al revés. Lo que hizo Moreno fue tomar una regla macro (en ausencia de flujos de capital hacia el país, la economía en su conjunto solo puede importar si exporta) y la convirtió en una regla micro (usted, señor empresario, solo puede importar si usted exporta).

Anónimo dijo...

"...abrir el cepo sobre la remesa de utilidades para incentivar la inversión..." ?
Es posible que esto suceda?...si el empresario ya de por si era cortoplacista...con todas las restricciones vividas, esto se debe haber acentuado...

Alcides Acevedo dijo...

Demasido "oficialista" el análisis...

¿Cuánto van a sumar/auimentar las importaciones de energía este año?

Me parece también que habría que poner un poco más de atención en la composición de las "reservas" del BCRA, no sea que de un día para el otro nos encontremos con que son un dibujo...

uno dijo...

Interesante el análisis. También abrir un poco el grifo de dólares podría ayudar como efecto antiinflacionario si realmente hay algo de monetario en la inflación.

Lo que sí, me parece injusto mencionar cómo el resto de los países logra emitir deuda a tasas bajas, y la liquidez mundial, sin hacer mención al temita de nuestro default todavía no completamente resuelto, y al juez Griesa. Durante 2012, dejar abierta la posibilidad de caer en default o reducir mucho más el nivel de reservas por ataques especulativos de los buitres hubiera sido muy jodido. Es destacable haber perdido tan pocas reservas ante la magnitud de los vencimientos. Si en Febrero la cuestión se resuelve medianamente a nuestro favor, que ojalá así sea, el panorama puede ser otro.

Anónimo dijo...

Yo creo que algo que ayuda a explicar la incertidumbre que marcas es el estilo de gobierno K. Para mi, una de las caracteristicas sobresalientes del gobierno K, es su impulsividad.

Muchas de las medidas que ha tomado, las ha tomado impulsivamente, sin mucho analisis. Medidas como el cepo cambiario que no se toman basadas en plan o estrategia o modelo alguno, sino en respuesta a crisis y problemas puntuales. No se sigue un plan, sino que se improvisan soluciones sobre la marcha.

Y la improvisacion, mas cuando es usada tan a menudo, inevitablemente causa incertidumbre, lo que creo, es el nudo central de tu comentario, no?
(algo asi, como "todo puede suceder con el gobierno K")

Utis

PS. No estoy de acuerdo con "el cepo cambiario obliga a rascar la olla de los dólares sojeros, postergando inversiones". Yo creo que es precisamente la escasez de dolares ante un invierno en ciernes fue lo que hizo que el gobierno, impulsivamente, lanzara el cepo cambiario, para ver de poder "rascar" unos dolares cuando mas los necesitaba.

Claro, la medida fue muy cortoplacista y si le dio resultado temporal al gobierno(lo que era de esperar) no vio que no hacia otra cosa que patear el problema para mas adelante (cuando se iba a manifestar con mayor fuerza), lo cual tambien es de esperar.


O sea, no es que el cepo cambiario obliga a rascar mas la olla, sino que el cepo cambiario vacio la olla en su momento (cuando el gobierno necesitaba esa sopa), pero a costa de dificultar su llenado posterior (solo los dolares sojeros entran, y estos cada vez alcanzan para menos).

Ahora que escribo esto, creo que en realidad, estabamos diciendo lo mismo, no? Si es asi, perdon por malentenderte.



Anónimo dijo...

Conclusion: la argentina es una olla muy rascada que se ve el otro lado por lo tanto no va servir ni pa´l puchero.
Por eso la pregunta no es va haber dolares sino que va ha hacer la gente cuando no pueda hacer el puchero.
Saludos.

Eventos en Cali dijo...

que buen articulo, gracias por la información que compartes.