That's 90s show

martes, enero 29, 2013

El gráfico que ven a continuación muestra dos series de tipo de cambio real, es decir, la medición de la competitividad cambiaria que incorpora no sólo la evolución del peso argentino contra otras monedas (dólar, euro, real, etc) sino también la evolución de algún precio. Si los precios domésticos suben más que los internacionales, la serie baja, dando cuenta de una menor competitividad cambiaria.

La serie violeta es un tradicional tipo de cambio real multilateral que utiliza como precios al IPC de cada país. La azul, en cambio, utiliza como precio el salario de los trabajadores registrados. Los países considerados son Brasil, México, Uruguay, Gran Bretaña, EE.UU., Italia, Alemania, España, Francia y China*.
El gráfico dice muchas cosas, pero permítanme concentrarme en el tramo final. La competitividad cambiaria del salario registrado es menor que la de los últimos meses de la convertibilidad. Al respecto varias aclaraciones.

En primer lugar, el gráfico no considera los cambios en la productividad durante el periodo, que posiblemente compense parte de la caída, en particular durante el primer lustro cuando fue muy fuerte la recuperación del uso en la capacidad instalada. Pensando hacia adelante, sin embargo, no es obvio que logremos ganarle en competitividad a nuestros vecinos. No si no hacemos algo por realinear los incentivos hacia la mayor productividad como fuente de rentabilidad.

En segundo lugar está la dinámica. Si bien en el último semestre, de la mano de la mayor devaluación del peso oficial, se detuvo la apreciación del tipo de cambio real, por varias razones no hay nada sencillo en pasar de un régimen que permitió una apreciación anual promedio de algo más de 10% por año durante una década a uno que la detenga en seco y no sólo por sus implicancias sobre el crecimiento. La apreciación es la contracara del mayor consumo (en particular del último lustro cuando comenzaron a agotarse otras fuentes de crecimiento), de las tasas bajas y de la suba de los salarios reales (al menos los registrados). Detenerla implica un fuerte cambio no sólo de gestión sino también en la retórica, algo que lentamente parece comenzar a aparecer en los discursos oficiales.

En tercer lugar, la serie no incorpora el impacto que sobre la competitividad tienen los impuestos. Si bien, confieso, no tengo la información para otros países, es probable que el incremento de la presión impositiva sobre la actividad formal por varios frentes (la suba en las contribuciones sociales, el impacto sobre ganancias de la exposición de los balances a la inflación, los derechos de exportación, etc) deje a la serie en un nivel aún más bajo que el que se ve en el gráfico.

En cuarto lugar está el sesgo antiexportador. La respuesta más fuerte del gobierno a la apreciación fue el cierre de las importaciones lo cual actúa sobre el tipo de cambio real desdoblándolo en dos. El asociados a las importaciones sube (porque, visto desde el país es equivalente a una suba del salario internacional) pero el de los exportadores baja (porque encarece los insumos, y es equivalente a una suba del salario doméstico). Sorpresivamente “El modelo” dejo de ser uno de Tipo de Cambio real alto que favorecía las exportaciones a uno de tipo de cambio real bajo con un sesgo que las perjudica. Podríamos hacernos un festín con el archivo, pero aquí no nos gusta tirarle el archivo por la cabeza a la gente.

Hay muchas posibles salidas a la encrucijada en la que lentamente y sin que nadie nos haya obligado nos estamos metiendo, cada una con su riesgo asociado. Sin embargo, lamentablemente, (y siempre desde la humilde visión de este servidor) muchos pasos que ha dado el gobierno en el último año y medio no solo han sido en falso, sino que nos han dejado un poquito más acorralados.

Hermanos, oremos.

*en este último caso se usó el IPC, al no poder encontrar salarios.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Lindo ejercicio Luciano. Muestra claramente que el tipo de cambio real ha venido bajando.

Lo que no estoy tan seguro es que la linea "azul" sea tan informativa como decis. Lo es, pero a mi juicio no tanto.

Es que ajustar por el salario en argentina conlleva el pelifgro de tratar de ajustar por solo una de la marania de variables enrevesadas que hacen al poder adquisitivo del asalariado. Por ejemplo, al no ajustar por el "salario extra" que un asalariado recibe en sus gastos de transporte, la interpretacion de la linea azul -en particular su comparacion con el inicio de la serie - es necesariamente sesgada.

O sea: lindo ejercicio, muestra la evaluacion del tipo de cambio; el impacto de la evolucion del salario real en ese tipo de cambio... pero dado que no se puede ajustar por otros factores que hacen el salario real... mas "real", no mucho mas

Creo yo, bah

Utis

PS: Nuevamente: GRACIAS. Porque parece que uno no hace otra cosa que criticar al que hace algo. Y aunque pareceiera que yo tambien cumplo con esa caracteristica tipica del estereotipo argentino, al menos quisiera que sepas que te agradezco tus ejercicios y busquedas.

Anónimo dijo...

Luciano, no me queda totalmente claro el punto 1. Aún con ajuste por productividad, si el TCR está apreciado, sos caro. Al menos en términos de precios de bienes. No importa qué pase con la productividad si mis bienes son más caros que antes para mis socios comerciales, probablemente les venda menos.

Alcides Acevedo dijo...

Te la hago más simple: vayan de viaje por Europa y Estados Unidos, visiten los supermercados y averigüen cuanto gana la gente...

Ahí se termina la mentira K.

Genérico dijo...

"Podríamos hacernos un festín con el archivo, pero aquí no nos gusta tirarle el archivo por la cabeza a la gente."

La ex de Rial, un poroto!

JA!

Luciano dijo...

Estamos haciendo una colecta por nuestro silencio, Gene. Ya junté más plata que con 5 años de googleads

Pablo dijo...

Lucianen, comparto todo lo dicho.

Y no hay "pero que valga" a la cuestión de que estamos en una tendencia a la apreaciación de la cual va a ser difícil salir, porque nos vamos encerrando solos.
Y que si el gobierno trata de salir, a lo tablita martinez de hoz, o como quieran, generaría ciertos momentos duros a la economia (aquí pienso en lo que decías en el post sobre 10 años de apreciación, cambiar en seco no es gratis).

Nevertheless, hay algo que no cambia el fondo de la cuestión, pero si ataca a eso de "estamos igual o peor q en los noventa". La cuestión es que hoy el país es mucho más rico que antes, los ToT son mucho mejores, el gasto público es más grande (demanda por NT); todo eso, así como el aumento de la productividad de los trabajadores que vos nombrás, querría decir que nuestro TCR de "equilibrio" no tendría porque ser como en los 90, sino posiblemente más apreciado, o por lo menos, que un nivel de TCR más apreciado no sería sinónimo de muerte a la industria. Quedaría para pensar si el TCR de los 90 ya era desde el vamos apreciado, cosa que algunos dicen que sí, porque se lo hizo así para atar la inflación galopante.

Muchos saludos

uno dijo...

La mejora en los términos de intercambio se tiene que ver traducida de alguna forma. Prefiero pensar que pudimos darnos este lujo de apreciarnos así porque gracias a los precios de nuestras exportaciones nuestra balanza comercial sigue siendo positiva. El último año controles mediante, pero no me parece que haya sido un año típico. Si en 2013 seguimos teniendo superávit con menos controles a las importaciones, no veo que estemos tan lejos de un tipo de cambio de equilibrio. Por lo demás es un gran mérito tener la diversidad exportadora que tenemos pese a esa mejora de los términos de intercambio. Lo hicimos mucho mejor que Brasil en estos últimos años en ese sentido. Ellos se apreciaron a propósito, se reprimarizaron y crecieron menos.

Por el lado de la corrección, si incluso con el dato de que se va a devaluar a un ritmo más acelerado, se logran cerrar paritarias en valores cercanos al año pasado, no veo que la salida sea tan dificultosa. otra cosa es que se empiece a complicar todo y nadie quiera cerrar en aumentos anuales. Veremos.

Anónimo dijo...

Tranquilo,ya llega la crisis de balanza de pagos.jajajajajajaj

Anonymus dijo...

La serie de IPC es INDEC o la real?

Anónimo dijo...

Tiendo a estar de acuerdo con "uno" (quien dijo mo mismo que yo queria decir, pero mejor y mucho mas lindo):

La economia argentina se ha vuelto demasiado interconectada con factores tradicionalmente "no economicos" como para ser analizada basandose solo en datos "economicos" (precios, salarios, ingresos, etc.).

No digo que esos analisis no sean utiles, pero la interpretacion de esos analisis debe hacerse con mucho cuidado, mirando que es lo que puede pasar en el marco regulatorio/politico.

Utis

PS: Quizas una linea de investigacion sobre la forma de incluir esas caracteristicas no directamente medibles en los analisis econometricos seria como una necesidad ya, no? Existen agencias a los cuales uno pueda aplicar por funding (grants) para investigar estos temas?

Daniel dijo...

"La serie de IPC es INDEC o la real?"

Dos cosas;
- Quién dictamina cual es la "real"?
Si es gente tipo Broda o Melconián, paso, gracias.

- El Indec, alguna vez fue creíble? Marquenme el año en que eso habría sucedido así me rió un rato largo

Luciano dijo...

Daniel, aquí somos abiertos, plurales y tolerantes. Nos encanta el debate y enroscarnos en los detalles mas irrelevantes...

...pero a la gente que defiende la destrucción del INDEC nos la tomamos para la joda.

Un saludo grande y muy feliz dia de la asamblea del año trece

Luciano

Daniel dijo...

Ah, antes estaba "construido".
En los '80 nos cagábamos de risa en los almuerzos de las cifras que tiraba el Indec.

Saludo a los candidatos que van a a derrocar al kirchnerismo y nos van a mandar al paraíso de las estadísticas y de la economía. Y por sobre todo nos van a liberar de la esclavitud K que inventó la inflación, porque antes, tampoco la había.
Mirá, los magos como Menem la detuvieron frenando los salarios. El resto de las cosas aumentaba de un 10 a un 15 % por año. Pero el Indec de esa época, tampoco lo decía. En fin.

Indec eran los de antes!

Anónimo dijo...

Daniel
hay dos clases de problemas
1. la regla es de merda, pero es siempre la misma

2. no hay regla para medir

antes estabas en el 1, sin contar los adelantos a los pronosticadores estrella, pero, era casi siempre la misma, lo cual es bueno.

2. ahora la rompiste

but, no te hagas problemas, el caso 2 tambien se da en Chile ponele, cosa que no dicen aca, sino, pregunta por el entredicho Cepal/Piñera, ahi eligen la que mas les gusta

PS tampoco me gusta la actual, si es que es metodologicamente incorrecta, supogo que si, por que a nadie le gusta.

Ah, lo de los 80s y 90s, tambien, lo mejor fue el indice descarnado

Diego dijo...

"Derrocar al kirchnerismo"....que se puede decir después de semejante estupides?

Anónimo dijo...

Yo no tengo problemas en que cada uno acepte la realidad que quiera ver, y niegue la que no le guste. Despues de vivir con mi suegra soy un fenomeno en lo segundo.

Con respecto a lo que dice Daniel, lo mas interesante para mi es ver como ha evolucionado la bajada de linea, la explicacion de por que la realidad del INDEC no es la evidente.

Hace no mucho, la bajada de linea era que el nuevo indice iba a ser muy superior al anterior ya que tenia en cuenta/anulaba el "sesgo plutocratico".

Hoy dia, ahora que esta claro que este indice no tiene nada de bueno (como que el mismo gobierno aceptara al pedirle al IMF que ayude a diseniar una correccion), la bajada de linea ha cambiado: Ya no es mas "el nuevo es mejor que el otro", ahora es "si, este es malo, pero el anterior era tan malo como este!"

Realmente, los encargados de generarle lineas a los perejiles (tanto oficialistas en este caso, como opositores en muchos otros), son unos fenomenos de la propaganda!

Utis

Daniel dijo...

Es una ironía, Diego. Acá somos todos irónicos. Hay que explicártelo?

Y estupidez es con "z".

Anónimo dijo...

Estaría bueno ver un par de años más atrás como para tener más perspectiva y ver que tan similares son los procesos de apreciación del TCR.

Adhiero al comentario de que la gravedad de la situación depende de los precios internacionales de los commodities.

Celebro la idea de discutir sobre la interpretación de datos. Muy bueno el blog!

oti dijo...

"Sorpresivamente “El modelo” dejo de ser uno de Tipo de Cambio real alto que favorecía las exportaciones a uno de tipo de cambio real bajo con un sesgo que las perjudica. Podríamos hacernos un festín con el archivo, pero aquí no nos gusta tirarle el archivo por la cabeza a la gente."

¿Por qué "sorpresivamente"?

Al gobierno lo único que le importa desde hace por lo menos 3 años es que no caiga el salario real y la demanda y va a manejar el tipo de cambio conforme a eso.

La payasada del TCRAyC del período 2003-2006/7 que elogiaste durante su transcurso y que yo siempre critiqué -porque se basó en el saqueo del salario de los trabajadores a partir de enero de 2002 y en su correlativo impulso proexportador- era eso, una payasada que nunca hubiera tenido efectos si no se hacía ese saqueo que tardó unos 5 años en devolverse a los trabajadores y asalariados.

Va a ver intereses que abogarán, como siempre, para resolver los problemas macro, por un nuevo saqueo al bolsillo de los trabajadores y alegarán, como siempre (como fue en 2002), que será el único modo de resolver los "problemas" que deja este modelo K e, incluso, culparán (como siempre) al modelo heredado de (como siempre) habernos llevado a un "callejón sin salida".

De lo que se trata la coyuntura política actual, desde el punto de vista de los intereses y bienestar general, es de evitar eso -caiga quien caiga: las exportaciones o lo que sea- y de dejar preparado el terreno para que las rentas del sistema oligárquico centrado en el manejo de comercio exterior y en la política monetaria del BCRA sean la sean las palancas de transformación de la economía argentina durante el pos kirchnerismo.

El futuro gobierno deberá convertir esas rentas en inversión física en la infraestructura económica básica para mejorar la productividad verdadera (física) de la economía nacional.

Anónimo dijo...

No creo que la religion nos salve, pero Oremos, quien sabe.

Quincho de Pablo dijo...

En la bajada de linea entran las correcciones ortográficas.
Puede ser lo que dice Daniel de las consultoras. Puede ser que tampoco sean la mejor forma de medir variables de nuestra economía.
Pero el INDEC está destruido por el pésimo manejo de los funcionarios competentes y la vista gorda que hicieron los Ministros de Economía desde 2006 en adelante.
Todos ellos, fueron jefes de Moreno. Sin embargo el "patrón" siempre fue Sir William.
Otra cosa Daniel: las oficinas de estadísticas provinciales siguieron MIDIENDO la inflación y adiviná: las cifras se acercan más a las de Melconián o Broda, que a las del INDEC.
Por otro lado, podés dictaminar vos mismo la variación del NGP cuando vas al super, o cuando pagas un +20% todos los años por el alquiler de un inmueble

S Capraro dijo...

Una consulta la serie difiere mucho con la que calcula el Central y el BIS. ¿Qué factores podrían explicar las diferencias?

Luciano dijo...

en la violeta la inflacion, la otra no la calcula ni el central ni el bIS