domingo, julio 06, 2008

¿Trabajar o estudiar?

Hay un hecho estilizado es simple. Sus posibles lecturas infinitas y la de este servidor, con el pesimismo que lo acompaña desde hace algún tiempo, es particularmente triste.

La matricula de estudiantes secundarios está cayendo desde el año 2003 y la de estudiantes primarios estancada desde 2001. Las dos provincias más afectadas, únicas que muestran variaciones negativas en el último quinquenio, fueron Buenos Aires y Santa Fe, según muestra, por ahora la DINIECE.

Si pensamos en una tasa vegetativa mínima del 1% o 1,5% interanual para que la tasa de cobertura no caiga, estamos hablando de 250 mil alumnos que no entraron en la escuela primaria y casi 150 mil en el secundario.



¿Qué es lo que mi alterada mente de economista, acostumbrada a forzar a los números a decir más de lo que dicen, interpreta?

La crisis de 2001 se resolvió con el más ortodoxo de los ajustes. Amén de la ruptura generalizada de los contratos y la violenta redistribución regresiva de la riqueza, la economía argentina aprovechó la flamante flexibilidad para reducir los salarios reales un 35%, hundiendo a más del 50% de la población bajo la línea de pobreza.

Sacar o no a los pibes de la escuela no se decide con una moneda. No es comprar o no Comprar Tang. Es una variable cuyo ajuste resiste a la caída los ingresos. Atravesado cierto umbral mínimo de ingreso del trabajador principal, sin embargo, que los hijos dejen el estudio para trabajar es una cuestión de supervivencia. En 2002 Muchos atravesaron ese umbral y todavía hoy lo miran desde abajo.

Haciendo una cuenta rápida nótese que, todavía en octubre de 2005, era necesario para una familia de no registrados trabajar un 25% más para recibir el mismo salario que en 2001. ¿Y quién cubre esas horas? Los jóvenes, que deberán abandonar tempranamente sus estudios para volcarse a un mercado laboral que los recibirá con sus brazos abiertos para ofrecerles un trabajo mal remunerado, precario, sin jubilación u obra social.


El salto discreto en la poblacion activa en 2003 coincide con un cambio metodológico en la EPH. No sabria distinguir cuanto es por este y cuando por el efecto que describo (Tal vez Siri pueda ayudarme)

La economía argentina hoy crea empleo, aunque a costa de consolidar un esquema de segmentación y precarización laboral. Tenemos 8% de desempleo, pleno empleo de jefes de hogar pero pobreza rozando el 25%. Una triste realidad que se desnuda a medida que el desempleo cae: Argentina es cada vez más latinoamericana.

Con una inflación galopante al 25% interanual, difícil pensar que va a ser tan fácil crear buen empleo o subir el salario real de aquí en más. Así, cada día que pasa, mientras esperamos que el tipo de cambio real alto solito (más algunos subsidios voladores, para ser más exacto) haga la magia de transformar nuestra estructura económica, el mismo paso del tiempo destruye capital humano.

Pero claro, quien nos quitará el saborcito de sentirnos “Tigres Americanos” durante algunos años.

Atte

Elemaco

14 comentarios:

bussiness loans dijo...

Ive read this somewhere else.


bussiness loans

Ana C. dijo...

Ele, una pregunta un poco pava pero ¿qué está pasando con la población? ¿Está cayendo el número de alumnos en relación al grupo de edad?

Elemaco dijo...

Salvo que la poblacion esté cayendo o estancada, yep!

Esos graficos los saqué del anuario de la diniece. Fijese en el link que puse en el post.

Ana C. dijo...

Yo no dudo que los datos que pusiste sean los que están ahí, nomás quería saber si no sería nomás un efecto demográfico, que haya menos nenes y chicos en edad escolar.

Bueno, si no lo es, es una tragedia.

Elemaco dijo...

Ana. Voy a ver si encuentro algún dato al respecto, pero seria raro que fuera un fenomeno que simultaneamente le pegue al primario y a los tres ultimos años del secundario (el polimodal)

FT dijo...

Pregunta: ¿con qué índice de precios calculaste los salarios "reales"?

ayjblog dijo...

yo lo diria asi, 30/40 años de destruccion no los arreglas con 8, y la verdad, en estos ultimos 8 no hcieron mucho
como dijera Manolo, ya vas por la 2da generacion de iletrados y que nunca trabajaron (no por vagos), remontar eso, si es remotable, va a ser muyyy dificil
(domingo pesimista)

Andrés Djordjalian dijo...

¿Alguien tiene a mano la serie histórica de las tasas de natalidad según nivel de ingresos, o alguna similar? Porque esto que observás puede deberse también a un incremento de la proporción de chicos pobres sobre el total, mayor al de la pobreza en general.

(El link al DINIECE está saliendo mal.)

Juanedu dijo...

Ele:

Vos decís que sacar a los pibes de la escuela no se decide por una moneda.

Quizás haya que pensar también, especialmente en el caso de la escuela secundaria donde los pibes ya están en edad de laburar y empiezan a tener más autonomía en sus decisiones, en qué pasa en la escuela socialmente. Como se posiciona la escula en el imaginario social.

Si la escuela no se ve más como un mecanismo de ascenso social, si su finalidad está socialmente discutida, si socialmente no se le encuentra sentido al sistema escolar como tal. Entonces, en sectores de bajos ingresos, cuando empieza a aparecer más laburo, precario y todo lo que quieras, pero más laburo, muchos pibes de bajos recursos ven la salida de la escuela como otra oportunidad de empleo que les permita ganar dinero y lograr cierta autonomía, abandonar el tedio del estudio tal cual como lo plantea la escuela media y, además, aportar ingresos al hogar.

Quizás antes no lo hacían, es decir, no abandonaban el estudio porque no tenía otra oportunidad. Ahora quizás calculan el costo de seguir estudiando en un sistema al cual no le ven sentido contra el posible (real) ingreso que tienen por abandonar y laburar.

Entonces los efectos no son contradictorios sino sinérgicos: largan la escuela porque hay más laburo, precario y mal pago, pero laburo al fin. Y largan la escuela porque la escuela tal como está no tiene "sentido social".

Socialmente es horroroso en los costos que ésto implica, pero por ahí también es así, no?

Salu2

Generico dijo...

Uff... esta bueno el post. En última instancia todas las discuciones deberían finalizar en este tipo de post. Más allá o más acá del esquema macro, de la estructura impositiva, de la independencia del banco central y todas esas cosas que generalmente discutimos acá, Argentina sigue consolidando una sociedad dual, y la brecha se sigue ampliando.

Sólo un Estado capaz de intervenir de forma inteligente será capaz de revertir todo esto.

Lindo para empezar la semana... lindo.

Elemaco dijo...

FT: Creo que el IPC. Es un gráfico que hice el año pasado y no me acuerdo bien. ¡Eventualmente bajale las puntas!

Ayj: ¿Usted esta afirmando que el modelo integrador social no ha avanzado en la mejora de la educación? ¡¡Golpista!! Termino siendo un derechoso usted eh

Andres: sospecho que esa serie no existe, pero porlas voy a buscarla. Si la encuentra ¿Me la manda?

Gracias por la correccion del link!

Juanedu: ¡Sisisiis! Creo que tu explicación se complementa perfectamente por el contenido/mensaje del post.

oti dijo...

Juanedu, la escuela era el medio para usar la escalera del ascenso social. La escalera estaba allí, a la vista de cualquiera. Por eso la escuela era importante como medio.

Ahora, la escuela no tiene sentido como medio porque esa escalera no está más. El ascenso social está clausurado para las mayorías, por razones más que nada de funcionamiento de la economía.

La escuela de antes era la prueba de que existía el ascenso social.

La escuela de ahora es la prueba de que no existe.

Juanedu dijo...

Oti:

Coincido en parte.

¿Pero si la escuela dejó de ser percibida como la escalera de ascenso social por qué los padres anotan tipo en un 98% (habría que chequearlo pero debe estar por ahí) a los pibes en primer grado?

¿Si dejó de ser percibida como escalera social dejó de serla cuando el pibe empieza primer grado o cuando está en cuarto o en la escuela secundaria, no?

Algo debe haber en "la escuilidad" de la escuela que también provoca expulsión, intuyo.

Salu2

ARTEMIO LÓPEZ dijo...

Elemaco, coincido 100% con el post. Excelentes las inferencias de los cuadros. En este sentido , por ejemplo, cuando criticamos la nueva forma de "medir" brecha de ingreso que utiliza ahora "ingreso total familiar " y no ingreso per cápita del perceptor principal decíamos que la brecha entre 10% más rico y más pobre de la población medida por ingreso total familiar se "achicaba" en paralelo a que la brecha per cápita entre perceptores ppales se ampliaba porque los jóvenes de hogares pobres se incorporaban tempranamente y mal al mercado de trabajo para aportar ingresos extras al hogar . Para que esto pase, los pibes abandonaban el colegio, en particular la escuela secundaria . Ese aporte extra de ingresos que hacía bajar coyunturalmente la brecha de ingreso familiar total entre " ricos y pobres", lejos de ser una buena noticia como pretende el gobierno, señala un futuro sí que funesto para los hogares pobres pues es un indicador de pérdida de capital humano, vía desescolarización tempranamente de sus jóvenes a cambio de changas. Este comportamiento de los hogares pobres fortalece el mecanismo de transmisión intergeneracional de la pobreza, que tiene en el abandono escolar juvenil una de sus poleas más poderosas.
Elemaco, reitero, muy buen post!!
salu2!