viernes, julio 16, 2010

La clausula de escape del 82%

Lo dice ELY acá y yo me sumo. Voto no positivo para el proyecto que avanza sobre la reforma del sistema previsional.

Valga la aclaración. La movida política es, para ponerle una etiqueta pomposa, deliciosa. Ver al gobierno que, bien corrido por izquierda, debe apelar a la sensatez económica y a la viabilidad fiscal intertemporal de la medida, me genera un perverso escalofrío de placer.

Sin embargo, creo que el proyecto tiene tres problemas serios. Vamos por partes.

El primero es también político. El debate tal como está planteado instala y convalida el sesgo expansionista del gasto público que el gobierno ha practicado en el último trienio y que difícilmente logre desarmarse sea quien sea quien gobierno en 2012, Esto se da en el marco de una situación fiscal que ha perdido ya la holgura que tenias hace algunos años. No es este un problema, aclaro, asociado a las políticas de subas del gasto sino a la de hacerlo en forma irresponsable, esto es, de manera descordinada con el resto de las variables macroeconómicas (por ejemplo, ignorando el momento del ciclo económico o la calidad de las fuentes de financiamiento).

Sobre el segundo problema ha corrido y correrá mucha tinta. La reforma generaría serios problemas de sostenibilidad fiscal a partir del desequilibrio de flujos de ingresos y egresos previsionales. El problema no es nuevo ni argentino: la población que hoy se jubila nació durante los primeros gobiernos peronistas, en una época con una tasa de natalidad muy superior al actual, lo cual genera un desbalance en la relación entre jóvenes activos y ancianos pasivos. Si entre 1914 y 1947 la población crecía a una tasa interanual de 2.1% y entre ese año y 1960 a 1.8%, hoy lo hace a no más de 1.1%.

Sin embargo, creo que hay una tercera crítica, que explica mejor que yo ELY acá, que creo que hasta ahora no ha sido tenida en cuenta.

Como el lector sin duda ya sabe, la propuesta de movilidad de las jubilaciones está estructurada en dos partes. La primera de ellas es una vinculación automática de la jubilación mínima al salario mínimo vital y móvil en tanto la segunda actualiza todas las jubilaciones a partir del Coeficiente de Variación Salarial (CVS) que diariamente publica el INDEC.

De esta manera, se incorpora al gasto público una práctica de actualización automática (esto es, una que sacrifica discrecionalidad en beneficio de una regla) que tiene una particular asimetría: En tanto el Salario mínimo vital y móvil es una herramienta de política económica, el CVS no lo es (excluyendo, obviamente, la posibilidad de que el gobierno manipule el CVS).

Entonces, imaginen un escenario futuro donde el gobierno, acogotado por restricciones presupuestarias deba frenar el crecimiento de la masa previsional, que de aprobarse la reforma pasará en un futuro no muy lejano a llevarse algo así como la mitad del presupuesto nacional. En el marco legal propuesto por la reforma, el gobierno tendría sólo una forma de hacerlo: pisar salario mínimo y, a partir de allí, la jubilación mínima, situación que actuaría en el sentido inverso al achatamiento de la pirámide que se ha visto en los últimos años y que tendría un impacto regresivo evidente.

Entonces la pregunta es ¿Realmente queremos arrinconar el accionar de este y los futuros gobierno, sea quien sea que esté a la cabeza, dejándole solamente una clausula de escape regresiva?

Como mínimo, me parece un apuesta arriesgada.

Si, en cambio, lo que se busca es una movida política que se anticipe a la esperada suba electoral del gasto en 2011 ¿Por qué no inducir una reestructuración del gasto público en la Ley de Presupuesto que ya comienza a debatirse?

Atte

Luciano

15 comentarios:

Generico dijo...

"Valga la aclaración. La movida política es, para ponerle una etiqueta pomposa, deliciosa. Ver al gobierno que, bien corrido por izquierda, debe apelar a la sensatez económica y a la viabilidad fiscal intertemporal de la medida, me genera un perverso escalofrío de placer."

De acá en más, no leí más...

Luciano Cohan (Elemaco) dijo...

Lea, gene, lea que abajo está lo jugoso.

(quise atajarme, porque posiblemente hoy, tras en link de LN, entre mucha gente nueva que no conozca nuestras inclinaciones ideologicas y politicas)

fede M dijo...

Ese es el escenario buscado a fin de cuentas, condicionar al gobierno futuro en la discrecionalidad del establecimiento del salario mínimo vital y móvil. Y, a su vez, correr al Estado de su posición sindicato-friendly en las paritarias, ya que con cada renegociación positiva para los trabajadores, vería incrementarse geométricamente lo que destina a los jubilados que están atados a salarios más altos que la mínima.
Con este condicionamiento, las empresas, agradecidas.
Desde ya que toda esta fantochada de la Obstrucción -la contra es algo más que una Oposición- huele a demostración por el absurdo.
Eso es lo que pasa cuando amateurs quieren hacerse los populistas: rompen todo.
No cualquiera se la puede dar de significante vacío y al mismo tiempo hacer las cosas bien. Sólo estos dos, le guste a quien le guste.

Anónimo dijo...

lo de su mas nuevo seguidor, triste realmente.

Duda de lego

estos nros que muestra, ele san, son todos los trabajadores, o, los solamente en blanco?

ayj

Luciano Cohan (Elemaco) dijo...

Fede: ¿Usted realmente cree que pensaron todo eso?

¿Cual de los dos ayj? el de arriba es poblacion, el de abajo jubilados.

Generico dijo...

Lo leí en diagonal. Pero creo que hay algo que no mencionas.

Por como se estructura la propuesta, la evolución de los gastos del sistema de seguridad social quedan explícitamente desvinculados de los ingresos específicos del mismo, no?.

El Contrera dijo...

Acabo de conocer el blog a travès del link del diario Naciòn. A mi tambièn me genera un placer enorme atacar a los malditos k con sus propias armas, aunque la propuesta sea simplemente sòlo para eso, para atacarlos con sus propias armas populistas, para que los jubilados y la sociedad en general piensen que se està despilfarrando el dinero, sobre todo con èsta porquerìa de la AUH. Claro no, hay plata para darle a los vagos pero no para pagarle a los jubilados que laburaron toda su vida (solamente a los que aportaron correctamente lògico, porque el resto ni se lo merece, son unos vagos que trabajan informalmente o que ni tienen trabajo...).
La verdad que èstos zurditos k merecen la pena de muerte!!!!!!

PD: Aguante Grondona loco, que proviene del latin grondonatummmmm.

Luciano Cohan (Elemaco) dijo...

Gene: Más o menos. En el sistema semicontributivo que tenemos una parte importante se cubre con ingresos atados al CVS.

Contrera: Bienvenido al blog!! psss

Anónimo dijo...

evidentemente los jubilados estan blanco, ahora, el resto de la piramide, como lo toma?

il postino dijo...

Luciano

estamos entonces condenados a un sistema que seguirá pagando lo que al dictadorzuelo de turno le convenga, y en donde la gente de mayor poder contributivo tendrá cada vez mayores incentivos para evadir o, en caso de que no pueda o no quiera, ahorrar por fuera del sistema para su propia jubilación genuinamente privada?

Pls respondeme que me atosiga la duda

Luciano Cohan (Elemaco) dijo...

Ilpo: pero no! recuerdo haber escrito por ahi un post donde describia un sistema previsional ideal en el que el gasto se financiaria no con cotribuciones (que a diferencia de sabatella no solo creo que no deben subir sino que deben bajar) sino con rentas generales y donde la parte variable del ingreso por arriba de la minima depende de cuanto haya acumulado la persona durante su vida (un componente capitalizable que se autofinancia).

La minima es discrecional, el resto no se financia con gasto publico.

Tristan Grimaux dijo...

Lo que más me gusta es que la sola propuesta inmoviliza (o desacelera) el uso disrecional de los fondos de la ANSeS. Un gobierno que está obligado a decir que no puede pagar más jubilaciones ya no puede hacer anuncios de planes para comprar bicicletas con la plata de los jubilados.

Me gusta que este gobierno se defienda en este tema esgrimiendo los argumentos más lógicos y conservadores que le haya escuchado nunca (conversé con Aníbal Fernandez via Twitter y no podía creer que estaba hablando con un progre.

El tema es complicado. Estaría a favor de hacer un aumento equivalente al actual 82% pero con una cláusula de ajuste del 63% para cuidar un poco las cuentas, porque lo que ganan los jubilados es escandaloso.

Pero el tema es muy complicado por como somos:

1) Cómo hacer para que los gobiernos no se la pasen manoteando la caja de jubilaciones? En la época de las AFJP nos parecía que ese sistema finalmente evitaba todo eso, porque esta práctica es vieja conocida de la Argentina.
2) Que los jubilados dependan de las dádivas de un gobierno que ajusta solamente la mínima me parece muy mal. Me impresiona que digan que les aumentaron el 500% y que nadie los corrija... es de locos!
3) No hay paritarias con los jubilados, no tienen medios políticos para pelear por sus obras sociales, no tienen voz. En el viejo partido de los jubilados se murieron todos. Los viejos están de más y no tienen que joder, esa es la máxima que se utiliza, porque ya no son trabajadores.

Tendría que estudiar el sistema que proponés en uno de tus comentarios, pero como no soy economista -sólo argentino- espero que en alguna parte lo pongas bien facilongo.

PS: En el último programa de A Dos Voces se cruzaron Melconian y Pratt Gay. Melconian todo el tiempo decía que no era sostenible y Pratt Gay miraba para otro lado y repetía: 895 pesos no alcanzan para vivir. Difícil dilema.

Luciano Cohan (Elemaco) dijo...

Tristán, algo me dice que sos nuevo en el blog. Si es así, Bienvenido!! y sino, gracias por volver!

acá, hace algún tiempo, describi acá no se si mas facilongo pero si más en detalle lo que le decía a il postino mas arriba.

Tristan Grimaux dijo...

Soy nuevo!! Ya me subscribí a tu blog por rss y entré por gentileza del comentario de La Nación.

il postino dijo...

Lux! Estupendo! Donde hay que firmar? Casi casi 100% de acuerdo con tu propuesta, que no recordaba.

Igual sospecho que pocos pólíticos tendrían las tarlipes como para volver a modificar el sistema y sacarse parte de la caja...se requiere de una pequeña revolución de las costumbres de muchos de ellos, o que venga un completo outsider para que eso suceda. Ojalá