martes, abril 29, 2008

¡Eppur si muove!

Por Elemaco:
Para ser sincero, debo admitir que existe una visión del mundo según la cual el modelo económico de Nuestra Presidenta y el Primer Caballero es consistente consigo mismo.

En una versión simplificada de esta Macrovisión, el crecimiento no genera inflación. Simple. El aumento de la demanda no es inflacionario, porque "la economía es elástica" (ver segundo comentario acá). La ley de conservación de la energía no aplica para imponer restricciones físicas a la aparición de los bienes que la pujante demanda reclama. La curva de oferta, en este contexto, es completamente horizontal y el principio económico fundacional según el cual existe una relación positiva entre demanda y precios no aplica.

A partir de allí, todo impulso inflacionario es el resultado de un complot desestabilizador o, siendo menos rimbombantes, de la codicia desmesurada. Grupos concentrados con poder de mercado buscando rebanar una tajada más grande que la que les correspondería en un contexto "más competitivo". Como cada uno solo controla un precio, la única forma de ganar posiciones frente a los demás es aumentándolo, ergo, generando inflación, que se retroalimentara cuando la contraparte perjudicada busque recuperar posición.

En otra versión menos simplificadora, a la curva de oferta se le permite cierta pendiente positiva, que, sin embargo, siempre podrá ser compensada con un retoque en los márgenes, en las rentabilidades relativas, que la planche de nuevo.

Así, la economía queda reducida e incluida en su conjunto a una subesfera de la política, a la lucha de poderes, donde al resultado final dependerá de la relación de tamaños relativos. "A la môrené", como dicen los franceses, el que la tenga más grande se llevara una tajada mas jugosa.

En este contexto, la política antiinflacionaria optima se llama Moreno y, como estrategia sensata de mediano plazo, la acumulación de poder. Enfriar la economía seria equivalente a amputar la pierna por un dedo mocho. Daño colateral altísimo e innecesario. ¿Para que someter a la población a un menor crecimiento, poniendo en riesgo mi estrategia de mediano/largo plazo? Obviamente, con el enfriamiento, los grandes grupos monopólicos también se verían afectados y la inflación caería pero ¿A que costo? ¿Y la gente? ¿Y los niños? ¡Que alguien piense en los niños!

Esta visión, que no me animo a afirmar sea absolutamente invalida, es más factible cuanto menor sea el área de influencia. Sin embargo, aquello que posiblemente haya sido cierto en una provincia de 250.000 habitantes difícilmente pueda extrapolarse acríticamente al resto del pais.

Con este bagaje en mente, se van explicando de a una las inacciones del ejecutivo en materia de política económica. El avance del MERCOSUR no puede ser mas que una retórica. Si creo que el mundo funciona exclusivamente de esta forma, la integración internacional seria suicida. Una contradicción en los términos. Implica sumar cientos de nuevos jugadores, muchos de los cuales probablemente la tengan más grande que yo (¡Y mas si tu FTA es con Brasil!). La política industrial es un juego para que se diviertan los chicos mientras los grandes trabajan acumulando poder, el federalismo fiscal atenta contra la estrategia de largo, la reforma tributaria y la eficiencia del gasto se conveirte en chamuyo de economistas desestabilizadores que no ven que la distribución primaria la determino yo, ¡YO! and so on , and so on, and so forth.

Lastima que la única verdad sea la realidad, que la gente responde a incentivos y que todo cuerpo que se sumerge en un liquido ejerce un empuje de abajo hacia arriba igual al peso del liquido desalojado, aunque el ejecutivo decrete los contrario.

¿Cuál es el riesgo de un diagnostico equivocado? ¿Cuáles las contraindicaciones si el medicamento está mal recetado?

Hay un principio claro que no debemos olvidar. No estamos, y mas allá de voluntarismos, inmunes a un palo. No por nada Argentina es el país mas volatil del planeta, el que mejor domina esa alquimia que transforma ilusiones en desencantos.

Forcemos, devaluando, el tipo de cambio real y corremos un riesgo explicito de espiral inflacionaria. No frenemos a tiempo y nos arriesgamos al palo recesivo. No estoy deciendo que vaya a pasar, sino preguntando ¿Podemos darnos el lujo de equivocarnos?Parafraseando a mi coequiper Genérico, intento una respuesta: fracasar es fatal. Un “¿Ups! Perdón. Me equivoque” mientras encaro al helipuerto no compensa el tendal de heridos.

Recuerde que una crisis no la paga usted, que puede darse hasta el lujo de leer un blog, ni yo, que aprovecharé para comprarme un departamento al 25% de su precio, ni siquiera nuestros dirigentes si tienen que partir apresuradamente a sus confortables estancias calafatenses, sino el tipo que acaba de salir de la pobreza, ese que acaba de entrar fruto de 5 años de 9%. Para el 25% que todavía quedo afuera, bueh, que dios se apiade de sus almas.


Atte

Elemaco

19 comentarios:

Ana C. dijo...

Brrr, Elemaco. La última frase te deja muerto de miedo.

Muy buen post, para no variar :-)

El del 0.33% dijo...

Muy buen post. Excelente.

ayjblog dijo...

selente

escriba dijo...

Querido:
No creo que sea Moreno o Broda lo que estamos discutiendo acá. Creo que hay un montón de opciones en el medio y que esas sí las determina la política. De hecho el modelo, tal como está, lo determinó la política, con sus aciertos y errores.
Fracasar también puede ser fatal con un ajuste ortodoxo (alla López Murphy 2001) que no creo tampoco que Ud. quiera. Dicho igual, también será fracaso un ajuste ortodoxo que deje para muy-más-adelante la posibilidad de llevar alimentos a todos.
Creo que es imprescindible tener en cuenta el contexto internacional actual de alza de alimentos, que un posible pacto social está en condiciones de asegurar alimentos para todos y que eso se define vía la política.
Hay estudisos del desarrollo que dicen que uno de los problemas en nuestros países es la falta de cooperación público-privado. Y es verdad. Claro que a mi esa cooperación público-privado me gustaría de un sesgo (juntas reguladoras, miti argento, qué se yo, sentémonos todos, pero en un marco en el que no esté todo pre-definido de ante mano) y a otros de otra.
Creo que no hay que renegar de la política porque es como renegar contra "el sol sale por el Este". Y que no hay que renegar de que los factores de poder también juegan en la economía, porque son reglas tan fuertes como las que usted menciona.
Fíjese que en Estados Unidos funciona el mercado y las leyes económicas y nadie las cuestiona, pero también hay leyes antitrust que le pondrían los pelos de punta a más de cuatro empresarios. Aquí, algunos sectores, solo quieren las leyes de mercado sin un Estado que regule o defina nada porque todo eso es considerado leyendas o socialismo.
Fracasar es lo único que no se puede hacer, sí. Pero eso es una ley general de la política que no dice mucho. Corre para Hitler y el gobierno de Noruega.
Abrazo

PD: Los temores sobre que todo-puede-ir-peor-con-Coca-Cola los tenemos todos (los bienintencionados). Pero no olvidemos que en el medio hay quienes solo quieren "un gran fracaso".

Anónimo dijo...

Es una lastima que de a poco se fue revelando el perfil de este gobierno de esta manera...

muy triste

Generico dijo...

Escriba, pero justamente... hace tiempo que pedimos una "opción" en el medio. Ahora, si toda opción del medio que busca evitar justamente lo que ud dice es tildada de ajuste ortodoxo, estamos en problemas. Es como reconocer un problema y luego atarse de manos por que cualquier opción es peor. No me cierra.

Algo, que evite que la cosa se vaya de madre y salgamos con un super ajuste... eso sería lo fatal. Eso, es lo que deberíamos evitar.

Y evidentemente el problema no esta en la política. O si, pero ahí también estará (o no) la solución.

Ahora bien, nadie niega el shock de precios internacionales. Sólo decimos que en Arg eso solo no explica el incremento en los precios.

oti dijo...

Elemaco, Genérico, la "ciencia" académica de la economía en casi nada se diferencia de la "ciencia" económica aplicada por el gobierno, desde el punto de vista de la validación.

Simplemente, la academia económica usa unos axiomas y teoremas y el gob. otros. Y nadie puede decir "estoy libre de riesgos en el diagnóstico".

Lo que juega a favor de la "academia económica" es que jamás pero jamás sus proposiciones se aplicarán puras en la práctica. Por lo tanto siempre tendrá la excusa y justificación de que los malos resultados son por "degeneraciones" o cosas extrañas, producto de los malos manejos de los gobiernos.

Elemaco, tus intentos con las analogias de la ciencia física no conmueven en lo más mínimo lo que acabo de decir. Esas analogías para nada son validantes. La ciencia tiene parámetros muy rigurosos para la validación por analogía. No es para nada el caso que mencionás. En el contexto tuyo son algo así como simples metáforas.

¿De quién es el verdadero riesgo de diagnosticar mal, de la academia económica o del gobierno? Sin duda que la academia tiene la ventaja de ser irrefutables sus argumentos, mientras que el gobierno puede estrellarse.

Pero tal cosa (que el gobierno se estrelle) nada nos va a decir acerca de la veracidad de lo que proponía la academia o ciertas versiones de la academia.

Entonces la pregunta, ¿Cuál es el riesgo de un diagnostico equivocado? ¿Cuáles las contraindicaciones si el medicamento está mal recetado? valen para todos, en cambio, el riesgo para uno solo (el gobierno).

Anónimo dijo...

Ele, brillante.
Oti, me parece que no es la academia versus el gobierno/la politica; en un pais como la Argentina creo que la historia te provee del laboratorio mas irrefutable que existe.
O me vas a decir que no estamos yendo hacia una espiral inflacionaria?
Anda a cualquier comercio minorista y pregunta cada cuanto remarcan los precios...weekly en el mejor de los casos
Como Manolito....

Anónimo dijo...

Me parece que se están mezclando dos cosas. Qué los productores remarquen no quiere decir que no existan márgen para aumentar la capacidad. En mi opinión aca yerran quienes piensan que la tasa natural es un atractor hacia el cual el sistema tienden o simplemente insensible ante los cambios del producto efectivo. Asumir esto equivale, entre otras cosas, desconocer que nuestros abuelos provienen de Europa o que el desempleo elevado no tiene efectos nocivos sobre la cálidad de los laburantes.


Ahora bien, esto a su vez tampoco implica que una suba en la demanda no tenga impacto sobre los precios, y aca se equivoca feo el gobierno, porque está clarisimo que Moreno no controla nada. Por cierto, alguien sabe qué pasó con los controles-acuerdos de precios?

Gualra

Anónimo dijo...

Gualra,

No me referia a los productores, sino al comercio, que es quien impacta (junto con servicios) en mayor cantidad en la inflacion que percibe la mayoria de la poblacion.
En cuanto a los productores, en el caso de los rurales, dudo que tengan gran capacidad de remarcacion dado que sus precios son en general internacionales (en un mundo sin barreras comerciales, claro esta)

oti dijo...

Anónimo 10:31, lo que provee la historia es economía aplicada de acuerdo a diversos sistemas y métodos. No es proposiciones de las distintas vertientes de la "ciencia" académica experimentadas en la realidad.

Anónimo dijo...

Elemaco, excelente post, como casi siempre.

Anonimo de la 7:30. No creo que de apoco se halla de revelado el perfil de este gobierno. Estuvo claro desde siempre quien era K. Para mi es lastima que muchos economistas -entre ellos el gran elemaco- se hallan dejado enganiar por este mamarracho.

Mire, aca es facil, un tipo que te propone cosas raras, aun si son optimas en un contexto especifico, desconfiale. Es un pais sin contrapesos. Si maniana viene con cosas mas raras, no lo para nadie.

PhD

efra dijo...

"...sino el tipo que acaba de salir de la pobreza, ese que acaba de entrar fruto de 5 años de 9%. Para el 25% que todavía quedo afuera, bueh, que dios se apiade de sus almas."


No nos olvidemos de que nos estamos manejando con estadísticas: por más que un tipo alcance con promedios cierto estrato de pobreza que lo deja mejor que otro, eso no significa que va a pasar menos necesidades (hambre, vestido, calzado, vivienda, etc)

Generico dijo...

Oti, lo que ud dice es completamente válido. Pero no vamos a hacer aquí un debate sobre metodología de las ciencias (aunque sería de lo más interesante). Sólo digamos que se opina que el gobierno la puede estar pifiando con su análisis. En todo caso esa es mi opinión (no sé por que me habla a mi cuando el que escribió el post fue Elemaco).

Su última frase es más que cierta. No hay nada que decir, salvo que si uno honestamente ve mal el diagnóstico y que eso puede hacer muy mal al paciente, lo dice. Nada más.

Gualra... los "acuerdos" volaron por el aire por que con la demanda creciendo hay n+1 incentivos a no cumplirlos. Habrá que buscar otro camino o seguir apelando a la sensibilidad del capital.

Musgrave dijo...

Ele, su post es muy bueno y la verdad q plantea de forma diferente algo que me viene rondando en la cabeza últimamente.
Este gobierno cebò la demanda a partir de una serie de medidas redistributivas, aumento de salarios y jubilaciones, subsidios, etc, financiada con ingresos genuinos, les gusten o no a muchos los impuestos que utilizó.
Dicha presión de demanda, tuvo su correlato en el mercado de trabajo, logrando bajar la tasa de desempleo y además subiendo la media salarial.
Su análisis plantea que aún que se financien genuinamente, esta politica enfrenta un límite por el lado de la oferta. Quienes generan la oferta, en su mayorìa, serían quienes financian esta política, y por lo tanto lo hacen a desgano y obviamente no invierten lo que invertirían con otro "clima de negocios", y luego la oferta se queda corta.
Entonces Elemaco las politicas redistributivas no son aplicables en este sistema? Y recuerde la tapa de Barcelona "la distribución ya se hizo...."?
Bajo este sistema solo nos queda esperar que sea via aumento de la productividad que mejore la situación de aquellos a quien usted plantea la crisis por venir más lastimará?

Él dijo...

En cuanto a que los argumentos económicos del gobierno son tan válidos como los de la "academia" desconfiaría. Una persona que dice que quiere "ilimitar el consumo", no puede decirse que habla con fundamentos económicos. Si es que existe un modelo de mediano plazo, es uno traído de los pelos y agotadísimo.
Coincido en el punto en que llamar ortodoxo a todo aquel que esté en contra de exacerbar la demanda continuamente, no es para nada productivo y genera antagonismo como el ficticio conflicto que se planteó (no quiero decir desde qué sector) campo vs. ciudad.
Y si todavía hay dudas de la seriedad del modelo... viajen en un tren bala desde Rosario a Buenos Aires pagando el doble que en avión, y después viajen en la línea sur desde Viedma a Bariloche. Después de esto hablamos.
Saludos, excelente post.

Abel B. dijo...

Elemaco, debo visitar más a menudo su blog. Cada tanto Ud. coloca una entrada que resume muy bien un análisis profundo y un diagnóstico. Esta es una de ellas; debo agregar, con los necesarios aportes de Oti, Musgrave y en el plano político, del Escriba (no le copiaré este post también porque sería alevoso, pero si lo linkearé a mi blog).
Igualmente, insisto en mi observación: Ud. "incorpora" los errores, especialmente los errores de omisión, del gobierno para confeccionar intelectualmente un "modelo" a simple vista absurdo. Como dirían los yanquis, crea un "hombre de paja" teórico.
Sigo pensando que todavía falta un análisis teórico - más profundo que los superficiales de Stiglitz y Rodrik - de las características del modelo que que se puso en práctica en Argentina a partir del 2002. No para defenderlo, eso sería trivial, sino para entenderlo y percibir sus limitaciones intrínsecas, MÁS ALLÁ DE LOS ERRORES DE IMPLEMENTACIÓN que Ud. entre otros señala.
Saludos,
Abel

Ulschmidt dijo...

Elemaco: Muy buena! y nos encantó que incluyera a Arquímedes en el relato!

cansarnoso dijo...

como presentás este excelente post en revivial como ringo:
por apurarte pagáste mucho más que 25% por tu depto